Monasterio de los Jerónimos

Monasterio de los Jerónimos de Lisboa: Joya del estilo manuelino

Comparte

¡Hola, Fritiviajeros! El Monasterio de los Jerónimos (Mosteiro dos Jerónimos), es uno de los monumentos más emblemáticos de Lisboa. Este magnífico monasterio, considerado uno de los mejores ejemplos del estilo manuelino, es un testimonio de la riqueza y el poder de la era de los descubrimientos portugueses.

El Monasterio de los Jerónimos fue construido en el siglo XVI para conmemorar el regreso del navegante portugués Vasco da Gama de su histórico viaje a la India. Su construcción fue financiada en parte por los ingresos del comercio de especias, lo que refleja la importancia económica y cultural de la era de los descubrimientos para Portugal.

Precio y horario del Monasterio de los Jerónimos

Hay que diferenciar entre el claustro del monasterio y la iglesia. La iglesia es gratuita, pero el claustro tiene una entrada de 12€/persona, un precio un poco excesivo a nuestro parecer. Por esto mismo, recomendamos echarle un vistazo a la Lisboa Card, que incluye la entrada. Nosotros la cogimos y nos salió a cuenta.

Otra opción para entrar sin esperar cola es la de este Tour por Belém y el monasterio de los Jerónimos.

Lisboa Card
Lisboa Card

Historia Monasterio de los Jerónimos de Belém

El Monasterio de los Jerónimos fue construido en el barrio de Belém, en las afueras de Lisboa, en un área donde antes había existido una ermita dedicada a San Jerónimo.

Durante más de un siglo, el Monasterio de los Jerónimos fue un centro importante de la vida religiosa y cultural en Portugal, albergando a la Orden de San Jerónimo. Además de su importancia religiosa, el monasterio también sirvió como lugar de enterramiento para la realeza portuguesa y otras figuras prominentes de la época.

En el siglo XIX, el Monasterio de los Jerónimos sufrió daños significativos debido al terremoto de Lisboa de 1755 y a la subsiguiente ocupación napoleónica de Portugal. Sin embargo, en el siglo XX fue restaurado y se convirtió en uno de los principales destinos turísticos de Lisboa,.

Mosteiro dos Jerónimos
Mosteiro dos Jerónimos

Claustro del Monasterio de los Jerónimos

Conocido como el Claustro de D. João de Castro, fue construido en el siglo XVI y es considerado uno de los claustros más impresionantes de Portugal. Se compone de dos niveles y está rodeado por arcos ojivales adornados con elaboradas tracerías y motivos decorativos que incluyen símbolos náuticos, como cuerdas, anclas y conchas, reflejando la conexión del monasterio con la era de los descubrimientos portugueses.

Desde el claustro se tiene acceso al coro alto de la iglesia, el refectorio (lugar donde comían los monjes) y a la Sala Capitular, donde se encuentra la tumba de Alexandre Herculano, historiador portugués.

Claustro del Monasterio de los Jerónimos
Claustro del Monasterio de los Jerónimos

Iglesia de Santa Maria de Belém

La construcción de la iglesia comenzó  en el año 1495, y se completó en el siglo XVII. También diseñada por el arquitecto portugués Diogo de Boitaca.

La fachada de la Iglesia de Belém es impresionante y está decorada con elementos góticos, como arcos conopiales y rosetones, así como con detalles renacentistas. En su interior, la iglesia cuenta con una sola nave amplia y luminosa, adornada con altares barrocos y capillas laterales decoradas.

Uno de los aspectos más destacados de la iglesia es su magnífico retablo del altar mayor, que representa escenas de la vida de la Virgen María y está considerado una obra maestra del arte sacro portugués.

Iglesia de Santa Maria de Belém
Iglesia de Santa Maria de Belém

Recomendaciones para visitar el Mosteiro dos Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos está ubicado a las afueras del centro histórico de Lisboa. Hay dos opciones para llegar hasta allí: coger el autobús 728 junto a la plaza del Comercio que os deja al lado, o el tren en la estación Cais do Sodré en dirección Cascais y parar frente al Museu Nacional dos Coches. Con la Lisboa Card podéis coger todo el transporte público de manera ilimitada durante el tiempo que esté activa.

Tras varios intentos de entrar sin éxito, viendo que la fila para entrar era interminable y no había sombra para cubrirse, nos decidimos por visitar primero Lisboa. Fuimos a última hora y ya no había apenas nadie esperando, por lo que no llegamos a tardar ni 2 minutos en entrar.

¡Esperamos que este artículo os sea útil para vuestra visita al Monasterio de los Jerónimos!


Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *