Qué ver en Bratislava en un día

Qué ver en Bratislava en un día

Comparte

¡Hola Fritiviajeros! Hoy vamos a visitar la capital de Eslovaquia, una ciudad de pequeñas dimensiones pero con un casco histórico bonito y agradable de recorrer. Conozcamos todo lo que ver en Bratislava en un día.

Hasta 1993 pertenecía a la antigua Checoslovaquia, y en 2004 entró a formar parte de la Unión Europea. Aunque no es una de las ciudades europeas más espectaculares, y apenas hay conexiones directas con España, si estáis por las ciudades de alrededor y os sobra algún día, bien merece su visita.

También os puede interesar la Bratislava Card para entrar en varios lugares de los que veremos a continuación. 

Cómo llegar a Bratislava

Actualmente, desde España solo hemos encontrado vuelos directos desde Lanzarote y Palma de Mallorca, así que nuestra recomendación, para todos los que no vivan en esas dos ciudades, es llegar a Bratislava desde alguna ciudad cercana y con mejor conexión como Viena.

Desde la capital austriaca se puede coger un tren o un autobús y llegar en poco más de una hora a Bratislava. Los precios del trayecto de ida rondan los 6-9€ en autobús y los 10-11€ en tren. Hay muchos horarios y compañías diferentes que operan esta ruta.

Con la Bratislava Card podéis coger todo el transporte que queráis en la ciudad totalmente gratuito.

Dónde dormir en Bratislava

No sabemos si por las fechas en la que lo estamos mirando, o por qué otro motivo, pero los precios están bastante elevados. Actualizaremos cuando avance 2023 con nuevas recomendaciones.

De momento os dejamos estos hoteles, con buenas instalaciones y muy bien valorados.

Qué ver en Bratislava en un día

Castillo de Bratislava

El imponente Castillo de Bratislava (Bratislavský Hrad) es, sin duda, la estructura más importante de la ciudad. Se ubica en la cima de la colina, con vistas panorámicas a toda la ciudad y al río Danubio. Como la subida está en pendiente, recomendamos subir antes de comer :). El jardín y alrededores, así como entrar al patio principal del castillo es gratuito, el cual se nota que ha sido reformado recientemente.

Ya desde principios del siglo X hay algunos escritos que hablan acerca del castillo, mediante el nombre de Pressalauspurch. Durante siglos se fue ampliando con diversas estancias, nuevas torres y muros de ladrillo.

No siempre tuvo función de residencia monárquica, sino más bien militar. De hecho, por despiste de unos militares se provocó el incendio 1811, quedando el castillo en ruinas. Estuvo a punto de ser demolido pero finalmente se decidió empezar las obras de reconstrucción en 1956.

En él han ocurrido hechos históricos, como por ejemplo la firma de la Constitución de la República Eslovaca en el Salón de los Caballeros en 1992. Actualmente en el interior se encuentra el Museo de Historia de Bratislava -con un precio de 10€/adulto, incluido en la tarjeta de la ciudad– y la residencia oficial de presidente de la República Eslovaca.

Castillo de Bratislava
Castillo de Bratislava

La subida al castillo la podéis hacer por la calle Beblavého, donde se puede visitar el Museo de los Relojes en una de las casas más pintorescas de Bratislava por la estrechez de su fachada frontal. Es conocida como la Casa del Buen Pastor (Dom U dobrého pastiera).

Puerta de San Miguel

La puerta de San Miguel (Michalská brána) es la única puerta que queda en pie de las cuatro entradas que tenía la muralla medieval levantada en el siglo XIV. Es uno de los lugares emblemáticos que ver en Bratislava en un día. Antiguamente la ciudad estaba protegida de invasiones con un foso y la puerta tenía un puente levadizo.

En la base se encuentra el conocido km. 0 de Bratislava, una señal que indica la distancia a diferentes capital del mundo. Otro de los elementos que destacan son las tachuelas doradas con las coronas, que indican el camino que seguían los reyes al coronarse desde la catedral a la torre más grande del castillo, recorriendo prácticamente toda la ciudad.

Qué ver en Bratislava en un día: tachuelas doradas
Qué ver en Bratislava en un día: tachuelas doradas

Catedral de San Martín

Aunque su fachada exterior no invite a ser destacada, lo cierto es que es una de las iglesias con mayor historia de Bratislava. Estuvo cerca de 3 siglos -entre XVI y XIX- siendo lugar de coronación de los reyes de Hungría. Por este motivo, en la punta de su torre de 85 metros de altura, luce una réplica dorada de la Corona de San Esteban, con peso superior a los 300 kg.

Como muchas importantes iglesias ha tenido varias reconstrucciones a lo largo de los siglos. Un rayo casi destroza por completo la torre, y en el XIX un incendio provocó que tuviera que ser reformada. No la visitamos ya que nos la encontramos cerrada y estaban arreglando parte de su fachada, algo muy habitual en época de verano.

Catedral de San Martín
Catedral de San Martín

Excursiones para hacer en Bratislava

Para que vuestra experiencia sea más completa, os dejamos algunas actividades.

Con la Bratislava Card también tenéis incluido un tour guiado valorado en 15€, así como un descuento del 15% en el tren turístico.

Iglesia de Santa Elisabeth, un lugar imprescindible que ver en Bratislava en un día

Nos alejamos un poco del casco histórico, hasta la calle Bezručova para visitar la Iglesia de Santa Elisabeth, conocida comúnmente como la Iglesia Azul (Modrý Kostol). Aunque es de pequeño tamaño y seguramente os lo encontréis cerrada, es sin duda uno de los lugares más bonitos y llamativos que ver en Bratislava en un día.

Construida en el siglo XX, en un primer momento iba a ser de color gris, pero se pensó añadirle color para contrastar con la oscura tonalidad de Bratislava y hacerla única. Su arquitecto, Ödön Lechner, está considerado el Gaudí Húngaro.

Como dato curioso, todo el interior de la iglesia es azul, así como la casa del cura, y los novios que se casan en ella también tienen que ir vestidos de azul.

Qué ver en Bratislava en un día: Iglesia de Santa Elisabeth
Qué ver en Bratislava en un día: Iglesia de Santa Elisabeth

Hlavné námestie, Plaza Mayor de Bratislava 

Llegamos al núcleo de la ciudad, el punto donde convergen las calles más importantes de Bratislava. Aquí encontramos importantes edificios como el Antiguo Ayuntamiento (Stará Rradnica), donde podéis ver una réplica de un bola de cañón en la fachada tras un ataque del ejército napoleónico a la capital eslovaca. También una marca con una fecha del 5 de febrero de 1850, día en el que el Danubio se desbordó.

En el mismo ayuntamiento se encuentra el Museo Municipal (Mestske Muzeum), con una exposición que representa la vida de los habitantes de Bratislava desde la Edad Media hasta mediados del siglo XX. El recorrido también incluye la visita a su torre, que ofrece una vista panorámica del centro histórico. Entrada de 7€ incluida en la Bratislava Card.

En el centro de la plaza destaca la Fuente de Maximiliano (Maximiliánova fontána), de gran importancia desde su construcción a finales del siglo XVI, ya que era un lugar público donde abastecer de agua a los ciudadanos. En la parte superior está retratado el rey Maximiliano II, quien mandó a construir la fuente.

Hlavné námestie, Plaza Mayor de Bratislava
Hlavné námestie, Plaza Mayor de Bratislava

Palacio del Primado

En la Primaciálne námestie -una plaza céntrica de Bratislava-, nos encontramos con el Palacio del Primado (Primaciálny palác en eslovaco), un edificio de color rosa y dorado.

Actualmente son las oficinas del alcalde de la ciudad y no tiene gran relevancia, pero en su interior han ocurrido eventos importantes de la historia, como la firma del Tratado de Presburgo en la famosa Sala de Espejos en 1805, dando lugar a la tregua entre Austria y Francia en la batalla de Austerlitz.

Palacio del Primado
Palacio del Primado

Teatro Nacional Eslovaco

El Teatro Nacional (Slovenské národné divadlo) está dividido en varios edificios, aunque el más antiguo y llamativo es el que se ubica en la bonita plaza Hviezdoslavovo.

El edificio tiene un estilo neobarroco y su construcción fue orquestada por los arquitectos Ferdinand Fellner y Hermann Helmer, de origen austriaco y alemán respectivamente. Se inauguró en 1886 y actualmente tiene el título de monumento cultural nacional.

En 2007 se terminó la construcción del nuevo teatro en la calle Pribinova, a escasos metros del Danubio. Un edificio mucho más grande y moderno que abarca diferentes espacios teatrales, como la ópera, ballet, teatro y estudio experimental.

Qué ver en Bratislava en un día: Teatro Nacional Eslovaco
Qué ver en Bratislava en un día: Teatro Nacional Eslovaco

Las estatuas de Bratislava

Uno de los atractivos principales que ver en Bratislava en un día son las diferentes estatuas que se pueden encontrar por su casco histórico.

  • Čumil (el hombre trabajando): puede ser la estatua más famosa de Bratislava. Simula a un señor saliendo del alcantarillado público, y dicen que si le tocas la nariz, las mujeres se quedan embarazadas y a los hombres le sale barriga cervecera 🥲.
  • Schöner Náci: un hombre de Bratislava que saludaba a todos con su sombrero de copa.
  • Hans Christian Andersen: importante autor danés que escribió famosos cuentos para niños, como el patito feo o la sirenita.
  • Soldado de las tropas napoleónicas: ubicado frente a la embajada francesa, en la plaza Hlavné, encontramos esta representación de un soldado con las típicas vestimentas francesas de la época.
  • La Bruja: una estatua para recordar a todas aquellas mujeres que fueron arrojadas al Danubio por ser consideradas brujas.
Estatuas de Bratislava
Estatuas de Bratislava

Most SNP

Se levantó en 1972 como una gran obra de ingeniería, aunque muchos ciudadanos eslovacos estuvieron en contra, ya que parte del casco histórico tuvo que ser demolido. Es el puente atirantado con un solo pilón y un solo plano de cables más largo del mundo, con 430 metros. SNP es el acrónimo de Slovenského národného povstania o Puente de la Insurrección Nacional Eslovaca.

Destaca la columna de 85 metros de altura con un “platillo volante” en su parte superior. En esa estructura se encuentra el restaurante UFO (seguramente el más caro de Bratislava) y un mirador 360º. La subida al mirador cuesta 9,90€ y también ofrecen un Skywalk, un paseo por el borde exterior de la torre por 45€.

Palacio Grassalkovich

Este palacio ubicado en la plaza Hodžovo námestie se convirtió en 1996 en la residencia del presidente de Eslovaquia. Data del siglo XVIII, es de estilo barroco tardío, y tuvo diferentes funciones, como cuartel militar durante la Primera Guerra Mundial. Lo mandó a construir como vivienda de verano el conde Anton Grasalkovič, un importante político húngaro.

Cada hora se realiza un cambio de guardia de honor en la entrada del palacio, desde las 8 hasta las 18. No se puede visitar el interior, pero sí el jardín presidencial (prezidentská záhrada) en la parte trasera del palacio, una zona muy bonita para pasear.

Frente al palacio se encuentra la Fuente del Planeta de la Paz (Fontána Planéta Mieru) construida en 1982, y en la que destaca la enorme bola del mundo de 3 metros.

Palacio Grassalkovich
Palacio Grassalkovich

Slavin

Un poco alejado del casco histórico nos encontramos este monumento levantado en homenaje a los soldados soviéticos caídos durante la Segunda Guerra Mundial. Este ejército fue el que liberó a la ciudad de la ocupación alemana.

En este lugar se encuentran enterrados casi 6.900 soldados, y el obelisco que los conmemora tiene una altura de 50,5 metros en total. Se encuentra en una colina a una media hora andando del centro de la ciudad.

Castillo de Devín, otro lugar que ver en Bratislava

Nos alejamos del centro de Bratislava hasta Devín, a unos 15 minutos en coche. En este distrito se encuentra el importante Castillo de Devín (Devínsky hrad), datado en el siglo VIII y situado en un enclave estratégico, donde convergen los ríos Morava y Danubio. Esta ubicación le permitía controlar las rutas comerciales marítimas.

Se erige a 212 metros sobre el mar, siendo una de las construcciones más importantes y con más historia de Eslovaquia. Actualmente es monumento nacional y uno de los lugares más importantes que ver en Bratislava si vais a estar varios días, ya que en la visita vais a pasar al menos medio día.

El castillo quedó en ruinas tras el ataque del ejército de Napoleón en 1809, pero se reconstruyó parte durante el siglo XX. En su interior se muestra una exposición donde se desarrolla la construcción del castillo y los hechos históricos más destacados. Entrada de 6€, incluida también en la Bratislava Card.

Mapa con todos los lugares que ver en Bratislava en un día

Estas son los lugares más interesantes que ver en Bratislava en un día. Esperamos que disfrutéis de la ciudad tanto como lo hicimos nosotros. ¡Un saludo Fritiviajeros!


Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *